Kenia Hernández gana el XXVIII premio Nacional de los Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”.

1

Abigail Morales Ángeles. /@abihailàngeles

07/04/2022

La defensora de Derechos Humanos Kenia Hernández Montalván, quien se encuentra recluida desde hace un año y cinco meses en el área de máxima seguridad del Centro Federal de Readaptación Social, en el estado de Morelos, acusada dos veces por el delito de robo con violencia y otras seis veces por ataques a las vías generales de comunicación agravado, ganó en la categoría individual el premio nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”.

En un comunicado, las organizaciones que convocan al premio, dieron a conocer que este premio considerado como el reconocimiento más importante de la labor de las personas defensoras a nivel nacional en México, se le otorgará a la defensora por su trabajo en la defensa de los derechos humanos de pueblos indígenas y campesina y de las personas marginadas del estado de Guerrero, actualmente en situación de reclusión injustamente por su compromiso en la defensa de los Derechos Humanos.

El premio “Don Sergio Méndez Arceo” fue instaurado en memoria de obispo con el mismo nombre, quien dedicó su vida a defender los derechos de las organizaciones obreras, campesinas y comunitarias de Morelos, por lo que es un referente en materia de Derechos Humanos. Mientras que el reconocimiento se otorga en dos categorías: individual y grupal.

Kenia Inés Hernández, indígena amuzga originaria de Guerrero, fue detenida el 6 de junio de 2020. Tiene ocho procesos penales en su contra y de un par de ellos recibió sentencia. La primera fue el 20 de febrero por poco más de 10 años de cárcel y el segundo, el pasado 11 de marzo, una segunda sentencia condenatoria por el delito de robo con violencia. Presuntamente cometido en una caseta de cobro del Circuito Exterior Mexiquense en Ecatepec.

Kenia tuvo una primera detención el 6 de junio de 2021, acusada de robo de una cartera con 500 pesos y un celular. Al respecto de esta causa penal, su defensa consiguió que el proceso se siguiera en libertad con una medida cautelar.

El 18 de octubre, Kenia fue detenida una vez más bajo la causa 630/2020, emitida por un juez de control de Toluca. Se le acusó de robo con violencia y uso de arma de fuego. El 24 de octubre Kenia quedó en libertad; pero el mismo día un juez federal de control con residencia en Acapulco giró orden de aprehensión contra ella por presuntos ataques a las vías de comunicación. Fue detenida, una vez más la madrugada del domingo 25 de octubre.

Posteriormente, Kenia Hernández mantuvo una huelga de hambre de poco más de dos meses dentro del penal. Ella declaró: “estoy dispuesta a mantener la huelga hasta sus últimas consecuencias, incluso morir y que el Estado Mexicano quede en evidencia como asesino de personas defensoras, no tendrán mi sumisión, así lo pague con mi vida.”

El 24 de febrero, durante su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó “se le informará sobre la situación de la defensora”. Un documento publicado por el colectivo Zeferino Ladrillero explica que el presidente “encargó a Alejandro Encinas, responsable de la oficina de derechos humanos de Secretaría de Gobernación, ofrecer un informe sobre la solicitud de Kenia Hernández de un ‘indulto presidencial’, es decir, el perdón de una pena judicial “.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here