El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) exigió al Estado mexicano que atienda con urgencia, contundencia e integralidad la grave crisis de desapariciones e identificación humana que se vive en México.   

Solicitaron que las autoridades pongan en marcha una política pública de búsqueda en vida, además de identificación, que implique acciones concretas de colaboración entre las entidades y la federación para la sistematización,  concentración, y administración de bases de datos e  información que se encuentra en diferentes espacios forenses y de investigación, que posibilite la localización y/o identificación de personas.

Por Mario Marlo/@Somoselmedio

Según el  Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNDPDNO), hasta el día de hoy, hay 100,000 personas reportadas como desaparecidas y/o no localizadas. 

Al respecto, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM), denunció que esta cifra se encuentra muy por debajo de la cantidad de casos que han documentado.

«Esta cifra es poco precisa pues, con base en nuestra experiencia hay una importante y diversa cantidad de casos no considerados dentro del registro.»

Por lo que el MNDM exhortó al gobierno a mantener apertura frente al escrutinio del Comité contra las Desapariciones Forzadas, a adoptar cada una de las recomendaciones hechas en su informe presentado el pasado 12 de abril, y a convocar a una mesa de trabajo con todas las instituciones relevantes en la materia, familias de personas desaparecidas y organizaciones acompañantes para establecer un plan concreto y específico de implementación.

México supera las 100 mil personas desaparecidas
Mujeres buscadoras enterrando la varilla en “t” para descartar posible fosa (Foto: Darwin Franco).

«Desde el MNDM, hemos realizado una ardua labor para impulsar marcos legales, políticas públicas e iniciativas que puedan garantizarnos el encontrar a nuestros seres queridos. Constatamos con indignación y enorme dolor que esto no ha sido suficiente. Algunxs de nosotrxs llevamos ya décadas en la búsqueda y es muy doloroso y preocupante que cada vez se sumen más familias por la misma causa.» Explicaron a través de un comunicado.

Las familias de desaparecidos recordaron el informe realizado por El Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas, tras su visita a México, donde catalogaron a México como «una sociedad desbordada por el fenómeno de las desapariciones e instó al Estado mexicano a adoptar una política nacional de prevención que involucre a todas las autoridades para poner fin a las desapariciones forzadas y asegurar que las víctimas tengan acceso a la verdad, la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición.»

El MNDM recordó que al inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador,  se comprometió a trabajar, escuchar a las familias, de la mano de su gabinete, para fortalecer una política pública integral que pudiera ayudarnos a encontrar a nuestros familiares, sin embargo, esto no ha sucedido.

México supera las 100 mil personas desaparecidas
Foto: Mario Marlo

«Hoy, ante tan dolorosa cifra hacemos un llamado a que nos escuche y trabajemos de manera conjunta por un país menos violento en el que nadie tenga que buscar a sus seres queridos. Es imperativo un esfuerzo aún más decidido de su parte, Señor Presidente: haga de esta agenda una prioridad decidida de su gobierno, no la delegue, instruya a todas las autoridades a trabajar en esta dirección y a hacerlo de la mano con las familias de forma sensible y comprometida.»

Por todo lo anterior, el MNDM exigió a los gobiernos federales, estatales y municipales:

    • Buscar a todas las personas desaparecidas de manera urgente y efectiva. A pesar del mandato de la Ley General, aún no existe una efectiva planeación y coordinación entre las autoridades para realizar las debidas acciones de investigación y de búsqueda. El Sistema Nacional de Búsqueda, bajo el liderazgo de la CNB, debe realizar de forma urgente acciones firmes, concretas y conjuntas para avanzar en esta dirección.
    • Además, en dichas acciones, la búsqueda de personas desaparecidas debe acompañarse de un enfoque diferenciado que considere y contemple a las personas migrantes, mujeres, y niñas niños y adolescentes.
    • La impunidad predomina en la mayoría de los casos de desaparición en nuestro país, permitiendo que las cifras sigan creciendo, frente a ello la Fiscalía General de la República y Fiscalías locales permanecen como las principales deudoras ante las familias de personas desaparecidas. Es urgente que estas instituciones, bajo el impulso del Presidente y de las y los Gobernadores, asuman sus responsabilidades de forma cabal en materia de búsqueda e investigación, y trabajen concertada y firmemente con las familias y otras autoridades para avanzar en la verdad y justicia que nos deben.
    • La Fiscalía General de la República, ha sido omisa desde 2018 en la creación de bases datos cruciales que fueron dispuestas por la Ley General sobre desapariciones. Es urgente la creación, con participación plena de las familias, del Banco Nacional de Datos Forenses y del Registro Nacional de Fosas Comunes y Clandestinas; herramientas sin las cuales la búsqueda  e identificación de nuestros familiares permanece desarticulada y parcial.
  • Ante las amenazas, la violencia y la criminalización de las personas defensoras de derechos humanos, el Estado debe reconocernos a las personas buscadoras como tal y, además, garantizar nuestra protección. 
  • Es esencial que en todo trabajo e implementación de marcos normativos, se nos considere a las familias y se nos involucre activamente en el proceso de construcción de las políticas y acciones en la materia, desde su concepción y hasta su implementación y evaluación:  #SinLasFamiliasNo
  • Ligada a la crisis de desaparición, no debemos pasar por alto la crisis forense que igualmente hemos comunicado en diversas ocasiones. En agosto del 2021 denunciamos más de 52,000 personas sin identificar. Instamos a la FGR y a las fiscalías locales a colaborar con el recién creado Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense (MEIF) para acabar con el rezago de identificación forense; así como impulsar el fortalecimiento presupuestario e institucional de este último y de los servicios ordinarios forenses.
  • Frente a la reciente aprobación de la reforma a la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, que establece la creación del Centro Nacional de Identificación Humana, instamos a las autoridades a que, durante el proceso de construcción e implementación de este CNIH, se considere plenamente a las familias y se tenga total coordinación con el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí