Antología de dramaturgias escritas desde el encierro

“En medio del mar me enfrenté a una gran criatura, algo así como una ballena, que con su gran hocico tragaba agua por toneladas y justo antes de entrar a sus fauces, las cerraba con su enorme cabeza, quisiera decir que entré a su panza y que salí luchando, pero no fue así, me abracé a esa gran criatura. Primero fui su rémora, después abrazo y finalmente, me hundí con ella…
fragmento de la obra “Eterno etéreo” de Mariana Aurora Sánchez Chío”

Por: Nasheli/@Riv3rANash3li / @Somoselmedio

Desde el 2018, el Colectivo Arte Sin Fronteras, a través de un conjunto de apoyos, y mediante una ardua gestión, ha logrado concretar dos ambiciosos proyectos, estos esfuerzos culturales y artísticos nacen en un escenario complejo, un ambiente juzgado, marginado por los errores que habitan en él, un lugar que padece el peso de sus decisiones, el miedo y el juicio de los de afuera. Los de adentro, viven sumergidos en la indiferencia, la culpa, el resentimiento y la esperanza, y para alimentar esta última, para proponer una nueva forma de construcción, las historias complejas, los muros rígidos, las rejas grises, el nudo en la garganta y la burocracia se enfrentan a la temible, pero benevolente hoja en blanco, sobre la blancura del papel la dramaturgia se hará presente, y el escenario proporcionará una abertura, una realidad alterna en donde las personas privadas de su libertad, podrán contar historias.

Y custodiando estas letras dramáticas está el Colectivo Arte Sin Fronteras, el cual, no solo cuida de las voces de sus participantes, sino que también, las difunde, las junta y las comparte, para que sean leídas, disfrutadas, comprendidas, para que cada palabra, acento, pregunta y exclamación cobre vida afuera de estas rejas, y sea testimonio del alma que las escribió.

Para saber más de este esfuerzo, Somos el Medio realizó una entrevista a dos de los organizadores de este ambicioso proyecto, mediante breves preguntas, Lorena Jáuregui y Ángel Rubio, hablaron de la trayectoria de su colectivo, y el proceso que llevó crear la antología “Palabras Insurrectas”, libro compuesto de 17 textos dramáticos escritos por personas privadas de su libertad de diferentes penales de la República Mexicana.

¿Quién organiza este proyecto? ¿Cómo es la trayectoria del colectivo?

Ángel: En el 2018 yo fui invitado como jurado del Premio Nacional de Dramaturgia Penitenciaria, y en esa ocasión tuve la oportunidad de leer más de 250 trabajos. La verdad, desde el momento en que tuve contacto con los escritos, reflexioné sobre la importancia del material que estaba calificando, tanto en términos poéticos, como políticos, me sorprendió y me impacto lo poderosas de las creaciones, y desde ese momento decidimos darle salida a este proyecto.

Lore: Hablando un poco de la trayectoria del Colectivo Artes Sin Fronteras, podría decir que tenemos poco más de 10 años trabajando, pero desde aproximadamente cinco o seis años la compañía comenzó a trabajar con el tema; de las personas privadas de su libertad. A lo largo de todo este tiempo, hemos tenido la oportunidad de realizar muchas actividades dentro del Reclusorio Norte, se han gestionado talleres, lecturas, reflexiones, también hemos realizado funciones teatrales, por ejemplo: la obra de Tlamaquitiliztli, con la que también nos presentamos el 2019 en el Centro Cultural Helénico y en Los Pinos. Justo en el 2019, el Colectivo Arte Sin Fronteras, trabajó en un proyecto similar a “Palabras Insurrectas”, este proyecto, que en realidad es la primera antología en la que el colectivo trabajo, es un libro similar, pero en donde se plasman trabajos de hombres recluidos.

Ángel: Desde el 2016, nuestro colectivo se ha enfocado en los contextos de privación de la libertad, nuestro primer trabajo lo realizamos en El Centro de Rehabilitación para Jóvenes en León Guanajuato, después de esa experiencia trabajamos en algunos centros de reinserción en la Ciudad de México y el Reclusorio Norte, dentro de este centro hemos hecho intervenciones, como; Cine Club, ciclos de teatro, entre otros interesantes ejercicios dramáticos y literarios.
De nuestro trabajo en el Reclusorio Norte, tenemos la sistematización completa, un registro de todo el trabajo que hemos hecho dentro de las instalaciones, de este proceso fue del que se realizó el libro “Ficciones del Reno”.
Nosotros vemos este proyecto como un proyecto de artes vivas, que justo busca general dispositivos escénicos, editoriales, auditivos, a partir de los contextos con comunidades en reclusión.

 ¿Cómo surge la idea de este proyecto?

Lorena: Ángel al ser jurado del Premio Nacional de Dramaturgia Penitenciaria, se puso a reflexionar sobre el futuro de los textos, y el hecho de que serían abandonados, pues esto había pasado en ediciones pasadas, ya que por lo general el premio no va más allá, fue esta situación, la intrascendencia de los textos, por la que se decidió en conjunto, que algunos textos salieran a la luz, para que de esta manera, la gente se diera cuenta de los pensamientos, del talento y de las realidades que viven las mujeres en reclusión.

Ángel: Así es, nos parecía importante, en término de lo poético, pero también de lo político, es decir, hay un sinfín de narrativas dramatúrgicas que se crean en estos ejercicios, en estas narrativas las personas que están privadas de su libertad, exponen la violencia que de alguna u otra manera han sufrido, es decir, estos textos hablan y desarrollan memorias, son relatos autobiográficos, en donde además las autoras, pueden exponer su caso judicial, esto desemboca que se logre una visibilidad a una serie de políticas de desigualdad, en donde es clara y evidente la falta de una vida digna.

Teníamos doscientos textos, nosotros queríamos publicarlos todos, pero resultaba un gran problema de logística, entre los derechos de autor y la gestión, fue por eso que decidimos escoger 17 textos, con estos textos se tiene como objetivo crear una iniciativa, una que genere una acción, que consiga la publicación de todas las obras a través de las instancias e instituciones gubernamentales correspondientes.

Lore: Para poder generar esta pequeña muestra, hubo todo un proceso, en donde todo el colectivo estuvo trabajando en conjunto, y a partir de las lecturas que se realizaron, decidimos, ir más allá, quisimos hacer una investigación más profunda, una de las chicas del colectivo que es historiadora urbanista, llevó a cabo, una investigación sobre los tipos de violencias. En su trabajo de investigación, quedan plasmadas las violencias estructurales, la violencia de género, las violencias visibles y las no visibles.

¿Cuál es el proceso de creación?

Ángel: En términos de financiamiento, en el 2021 tuvimos un apoyo por parte del Centro Cultural Helénico, a través del programa de residencias artísticas. Además, logramos obtener un apoyo por parte del Sistema de Apoyos de la Creación y Proyectos Culturales del extinto FONCA.  Eso hablando de el apoyo económico, pero en cuestión de gestión, es importante mencionar que fue un poco complicado, hubo un grado de complejidad, la Dirección de la  Secretaria de Seguridad Ciudadana, que es la encargada de trabajar en todos los centros penales del país las actividades culturales, fue con la que tuvimos que acercarnos, ellos fueron los que nos ayudaron para poder contactar a las personas que se encuentran privadas de su libertad, lo que era muy importante, porque a través del contacto, pudimos pedir los derechos de autor.

Uno de los fines que nos parecía importante en este proyecto, era el impacto. Recordando cuando publicamos “Ficciones del Reno”, al momento de la presentación, fue muy gratificante ver a los autores reaccionar ante las emociones de su público, los autores firmando las copias de sus familiares, a sus amigos del centro penitenciario orgullosos. Y justo buscamos eso, que las personas que se encuentran recluidas, sepan que pueden ser reconocidas, es increíble la potencia que tiene la escritura y las artes en condición de encierro, es importante, porque se les reconoce en términos simbólicos, con este ejercicio editorial es posible que ellos y ellas al presentar su libro, un libro que lleva su propia dramaturgia, puedan tener un significado, sobre todo afectivo con sus familias, que se reconozca como es que se encuentran trabajando en prácticas culturales y artísticas, aun estando recluidos.

Lorena: Algo relevante que tenemos como colectivo, es que ninguno de los libros es con fines de lucro, este proyecto es libre, es para las y los autores, para que puedan compartírselos con sus familias, y que les sirva como comprobante en sus actividades internas. La verdad ver construido este proyecto es muy gratificante, porque cada que avanza el tiempo, poco a poco nos vamos haciendo demás personas que se interesen en este proyecto.

 ¿Qué se buscan alcanzar con este proyecto?

Ángel: Nos parece importante que estas creaciones tengan un significado simbólico, poético, y político, y para lograrlo tanto en lo pequeños círculos en donde las personas escribieron esta obra, como afuera, creemos que es nuestro trabajo hacerles llegar un paquete de libros, que pueda ser testimonio de su dramaturgia, y es importante hacérselos llegar en este momento, porque a veces pasa que ellas salen, recobran su libertad y encontrarles es un poco difícil.
Aun así, el trabajo de divulgación de esta antología nos es imperativa por ello, el colectivo,  organiza una gira dentro de varios centros penales para presentar el libro.

Lore: La divulgación de la antología “Palabras Insurrectas”, además de tener como primera intención validar el trabajo literario de las escritoras, como antes mencioné, una parte que me parece muy importante de resaltar, es el fragmento en el que esta plasmada la investigación, como colectivo, intentamos que esta información fuera lo más accesible al lector, y esto fue con la intención de dar visibilidad a un tema que a veces pareciera no existir, pero que al comenzar a buscar, los resultados de la investigación, o búsqueda, resultan muy fuertes, hay cifras, estadísticas sobre la violencia, que no se dan a conocer, y creo que además de visualizar y validar el talento y derecho que tienen estas mujeres privadas de su libertad a expresarse, también es importante para la sociedad mexicana saber el impacto real de la violencia.

Ángel: Retomando un poco lo que dice Lore, me gustaría decir, que nosotros como colectivo, creemos en una idea abolicionista, es decir, pensamos que las cárceles no deberían existir, y supongo, que, al escuchar esta idea por primera vez, suena un poco aparatoso, pero, en nuestro proyecto de investigación pudimos ver como las violencias estructurales muchas veces propician desigualdades, y con esto propician muchos crímenes, pensando en esta situación real, es que hacemos este esfuerzo, porque creemos que, este libro, funciona para abonar un poco en términos procesuales al camino que nos espera, y que nos han heredado muchos y muchas pensadoras a lo largo de la historia, justo con la intención de erradicar las desigualdades sociales. Como colectivo sabemos que el camino es complejo, que necesitará de muchas décadas, pero ese camino, pensamos, hay que caminarlo juntos, todos, buscando conseguir una forma que logre una vida digna para cada persona, tanto en el sentido afectivo, comunitario, hospitalario, y con esto, pueda ser posible la construcción de mejores relaciones sociales.

¿Cuáles son las actividades que le siguen a la presentación?

Ángel: El Colectivo Arte Sin Fronteras, ha gestionado una gira extramuros e Inter reclusorios, en donde se pueda presentar del libro en diferentes penales, incluso hace una semana, el martes 17 de mayo, se realizó la presentación de “Palabras Insurrectas”, en el Reclusorio Norte.
Básicamente, lo que intentamos hacer, es que el libro tenga una presentación oficial, en los reclusorios en donde se encuentran las autoras de estos 17 textos dramáticos.
La gira tiene como objetivo ocho estados; Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Aguascalientes, Guanajuato, Chihuahua y Nuevo León. Queremos ir a cada reclusorio, presentar el libro, compartir la antología con autores, familiares y reclusos, y presentar una obra de teatro titulada «El último trishtamur», obra que habla sobre la de exclusión de los sistemas sociales.

Nacional

Denuncian despidos masivos de trabajadores en la Secretaria de Bienestar. ¿La 4T devora a sus hijos e hijas?

Los más entusiastas colaboradores de la 4T —aquellos que recorren casa por casa, los que palpan las vibraciones del territorio, aquellos que sin importar la inclemencia del clima, los riesgos de inseguridad, si es sábado o domingo—, son despedidos masivamente.

La masacre de la familia Jaramillo en 1962

Régimen autoritario, represor y anticomunista…La masacre de la familia Jaramillo ¡un crimen de estado!

Muere Cinthya de la Cruz, hija del periodista asesinado el 29 de junio en Ciudad Victoria, Tamaulipas

Antonio de la Cruz estaba acompañado por su hija, Cinthya de la Cruz, durante el ataque que le quitó la vida; el día de hoy su hija falleció en un hospital donde luchaba por su vida.

Polvo de Gallina Negra, agrupación pionera del arte feminista en México

Polvo de Gallina Negra representa un hito, no solo en la historia del feminismo en nuestro país, sino también en el escenario del arte contemporáneo de México.

Newsletter

No te pierdas

Denuncian despidos masivos de trabajadores en la Secretaria de Bienestar. ¿La 4T devora a sus hijos e hijas?

Los más entusiastas colaboradores de la 4T —aquellos que recorren casa por casa, los que palpan las vibraciones del territorio, aquellos que sin importar la inclemencia del clima, los riesgos de inseguridad, si es sábado o domingo—, son despedidos masivamente.

La masacre de la familia Jaramillo en 1962

Régimen autoritario, represor y anticomunista…La masacre de la familia Jaramillo ¡un crimen de estado!

Muere Cinthya de la Cruz, hija del periodista asesinado el 29 de junio en Ciudad Victoria, Tamaulipas

Antonio de la Cruz estaba acompañado por su hija, Cinthya de la Cruz, durante el ataque que le quitó la vida; el día de hoy su hija falleció en un hospital donde luchaba por su vida.

Polvo de Gallina Negra, agrupación pionera del arte feminista en México

Polvo de Gallina Negra representa un hito, no solo en la historia del feminismo en nuestro país, sino también en el escenario del arte contemporáneo de México.

A 12 años de impunidad los Familiares de Mariana Lima Buendía exigen justicia

Mariana Lima Buendía fue asesinada el 28 de Junio de 2010, en Chimalhuacán Estado de México por Julio N.

Denuncian despidos masivos de trabajadores en la Secretaria de Bienestar. ¿La 4T devora a sus hijos e hijas?

Los más entusiastas colaboradores de la 4T —aquellos que recorren casa por casa, los que palpan las vibraciones del territorio, aquellos que sin importar la inclemencia del clima, los riesgos de inseguridad, si es sábado o domingo—, son despedidos masivamente.

La masacre de la familia Jaramillo en 1962

Régimen autoritario, represor y anticomunista…La masacre de la familia Jaramillo ¡un crimen de estado!

Muere Cinthya de la Cruz, hija del periodista asesinado el 29 de junio en Ciudad Victoria, Tamaulipas

Antonio de la Cruz estaba acompañado por su hija, Cinthya de la Cruz, durante el ataque que le quitó la vida; el día de hoy su hija falleció en un hospital donde luchaba por su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí