Liga Comunista 23 de Septiembre: La organización guerrillera que desafió al régimen en México

Conoce la historia de la Liga Comunista 23 de Septiembre, una organización que luchó por la unificación de los grupos armados y la lucha contra el régimen capitalista en México, y que se convirtió en una de las guerrillas más importantes de los años setenta.

Por Redacción / @Somoselmedio

La Liga Comunista 23 de Septiembre (LC23S) fue una organización guerrillera que se formó en los años setenta con el objetivo de unificar a los distintos grupos armados que luchaban contra el régimen capitalista en México. La creación de esta organización fue una respuesta a la represión estatal que había golpeado duramente a los distintos grupos guerrilleros en el país durante el llamado “invierno trágico” de 1971-1972.

La LC23S surgió de la unión de ocho organizaciones guerrilleras, entre ellas Los Procesos, Los Lacandones, el Movimiento Estudiantil Profesional (MEP), Los Enfermos, el Frente Estudiantil Revolucionario (FER), Los Guajiros, Los Macías y el MAR-23 de Septiembre (MAR-23S). La nueva organización reivindicaba el comunismo como fundamento ideológico de la lucha revolucionaria contra el régimen y tomó su nombre del Asalto al Cuartel Madera, que ocurrió el 23 de septiembre de 1965 y se convirtió en la primera hazaña guerrillera de la nueva oleada de lucha armada en México.

La LC23S se convirtió en una de las organizaciones guerrilleras más importantes de la década de 1970 en México. Sin embargo, también sufrió la violencia del Estado y muchos de sus militantes y líderes fueron detenidos y asesinados. A pesar de esto, la organización continuó su lucha contra el régimen hasta su desarticulación en los primeros años de la década de 1980.

Organizaciones que fundaron la Liga Comunista 23 de Septiembre

Movimiento de Acción Revolucionaria 23 de Septiembre (MAR-23S)

El Movimiento de Acción Revolucionaria 23 de Septiembre (MAR-23S), una organización guerrillera que surgió a principios de los años setenta tras la unión del Grupo 23 de Septiembre y una facción del Movimiento de Acción Revolucionaria (MAR). El Grupo 23 de Septiembre nació en Chihuahua a finales de los años sesenta y heredó el legado del Grupo Popular Guerrillero (GPG) y del “Grupo Popular Guerrillero Arturo Gámiz” (GPGAG). El MAR, por su parte, surgió en 1969 a partir de un grupo de estudiantes que se forma en la Universidad de la Amistad de los Pueblos “Patricio Lumumba”. Ambas organizaciones tenían como objetivo emprender la lucha armada para acceder al socialismo.

El Grupo 23 de Septiembre intentaba establecer focos insurreccionales en Chihuahua y Guerrero y buscaban sumar a Lucio Cabañas antes de que este tomara las armas. En sus filas militan importantes figuras como Salvador Gaytán Aguirre (a) “Don Chuy”, Manuel Gámez Rascón y Rodolfo Gómez García (a) “El Viejito”. Por su parte, el MAR tenia vínculos con el Partido de los Pobres de Lucio Cabañas y varios de sus integrantes recibieron entrenamiento político-militar en Corea del Norte entre 1969 y 1970. En febrero de 1971, el MAR sufrió un duro golpe al ser detenidas 19 personas, incluyendo a miembros de la dirigencia de la organización.

En 1972, el MAR y los sobrevivientes del Grupo 23 de Septiembre decidió unirse para crear el Movimiento de Acción Revolucionaria-23 de Septiembre (MAR-23S). Sin embargo, diferencias ideológicas entre ambos grupos guerrilleros provocan que una parte del MAR decidiera no formar parte de esta nueva organización. Cuando en 1973 se comienza a planear la creación de la Liga Comunista 23 de Septiembre, elementos del MAR-23S deciden no integrarse por tener diferencias ideológicas y por priorizar el trabajo político por sobre el militar dentro de la lucha revolucionaria. A pesar de ello, algunos militantes del MAR-23S, como Wenceslao José García (a) “Sam”, deciden sumarse a la Liga Comunista 23 de Septiembre.

El MAR-23 de Septiembre se convirtió en una de las organizaciones fundacionales de la Liga Comunista 23 de Septiembre y varios de sus militantes se insertaron principalmente en los frentes de guerrilla rural que creó la Liga, como el Comando “Óscar González” en el Cuadrilátero de Oro y la Brigada Revolucionaria Emiliano Zapata (BREZ).

Los Lacandones

Los Lacandones fue un grupo revolucionario armado que se originó en el movimiento estudiantil de los años sesenta en la Ciudad de México. Este grupo se formó a partir de una corriente radicalizada del Movimiento de Izquierda Revolucionaria Estudiantil (MIRE) llamada Liga Comunista Espartaco (LCE), que optó por la lucha armada. Los Lacandones se organizaron en cuatro comandos y optaron por la vía armada como la única forma de cambio revolucionario después de la fuerte represión en 1968.

Los integrantes de Los Lacandones incluyen a Roberto Sánchez Ench, uno de sus fundadores, y otros miembros como David Jiménez Sarmiento, Teresa Hernández Antonio, Arturo Rivas Jiménez, Gabriel Domínguez Rodríguez, Miguel Domínguez Rodríguez, Alfonso Rojas Díaz y Jorge Poo Hurtado. En 1969, comenzaron su actividad guerrillera en la Ciudad de México y el área metropolitana, formando comandos urbanos a partir de círculos de estudio marxistas y realizando trabajo de masas y acciones expropiatorias.

En 1972 y principios de 1973, Los Lacandones sufrieron una fuerte ofensiva represiva del Estado, lo que resultó en la detención de numerosos militantes. En marzo de 1973, se integraron a la Liga Comunista 23 de Septiembre y algunos de sus miembros se insertaron en los focos de guerrilla rural que creó la Liga. La mayoría de los miembros de Los Lacandones conformaron la Brigada Roja, que se convirtió en uno de los Comités Político-Militares más importantes de esta organización armada, bajo la dirección de David Jiménez Sarmiento, quien se convirtió en el dirigente de la LC23S hasta su asesinato en 1976.

Frente Estudiantil Revolucionario (FER)

El Frente Estudiantil Revolucionario (FER) se fundó en 1970 en Jalisco, México, como una respuesta a la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), que controlaba políticamente la Universidad de Guadalajara. El objetivo inicial del FER era democratizar la universidad, pero pronto se radicalizó y optó por la vía armada. Muchos de sus miembros provenían de la Juventud Comunista y del grupo pandilleril “Los Vikingos”.

El asesinato de Arnulfo Prado Rosas, uno de los líderes del FER, por miembros de la FEG, llevó al grupo a tomar la decisión de armarse. Los comandos militares del FER se enfrentaron a la FEG y la policía, y se llevaron a cabo “ajusticiamientos” de pistoleros de la federación y policías. La guerrilla urbana del FER llevó a cabo acciones de propaganda y expropiaciones para obtener recursos, y se desplegó un trabajo de educación política y afinación de las estrategias político-militares de la lucha revolucionaria.

En 1973, el FER se integró a la Liga Comunista 23 de Septiembre, convirtiéndose en el Comité Político-Militar de la Zona de Occidente. Algunos miembros del FER se negaron a integrarse y crearon una nueva organización guerrillera, las Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo (FRAP), mientras que otros se unieron a la Unión del Pueblo (UP). El FER sufrió una fuerte represión por parte del Estado, lo que incluyó detenciones, torturas, desapariciones y ejecuciones de sus miembros.

Los Guajiros

Los Guajiros surgieron en los años sesenta en Chihuahua como una facción urbana del Grupo Popular Guerrillero (GPG) y la Federación de Estudiantes y Campesinos Socialistas de México (FECSM). Sus miembros eran en su mayoría estudiantes universitarios y de Normales Rurales, y algunos provenían de las brigadas que participaron en el movimiento estudiantil de 1968 en la Ciudad de México. La organización buscaba crear una red de grupos armados para enfrentar al régimen y realizar acciones guerrilleras como expropiaciones y secuestros para financiar su lucha armada.

Los Guajiros establecieron contacto con las guerrillas de Guerrero, especialmente con la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) de Genaro Vázquez y el Partido de los Pobres (PDLP) de Lucio Cabañas. Los Guajiros mantuvieron una relación de apoyo mutuo con el PDLP y uno de sus miembros, Carlos Ceballos Loya, se integró a sus filas. Aunque inicialmente se autodenominaron como “Grupo N”, fueron bautizados como “Los Guajiros” por Lucio Cabañas.

En enero de 1972, Los Guajiros sufrieron una fuerte represión por parte del Estado después de asaltar tres bancos en Chihuahua. Durante el enfrentamiento, Avelina Gallegos y Mario Pérez murieron y varios militantes más fueron detenidos, entre ellos Diego Lucero. Tras ser sometido a interrogatorio y tortura, Lucero fue ejecutado, junto con otros compañeros. Como resultado de la represión, Los Guajiros fueron desmantelados y algunos de sus miembros se unieron a la Liga Comunista 23 de Septiembre.

Los Enfermos 

Fue un grupo radicalizado de la Federación de Estudiantes Universitarios de Sinaloa que se unió a la lucha revolucionaria por la vía armada a principios de los años setenta. Su principal objetivo era que el estudiantado fuera un sector comprometido con las causas y luchas del pueblo. Así, participaron en movilizaciones insurreccionales en el campo y la ciudad en solidaridad con campesinos y sectores urbanos populares.

Después de una fuerte represión sufrida en 1972, Los Enfermos optaron por la lucha armada y entraron en la clandestinidad. Como organización guerrillera, se constituyeron como Comisión Coordinadora Clandestina de la FEUS, pero adoptaron el nombre de Los Enfermos cuando grupos estudiantiles reformistas y antagónicos los estigmatizaron como “enfermos”. Entre sus principales dirigentes figuró también José Francisco Rivera Carbajal (a) “El Chicano”.

En 1973, Los Enfermos se unieron a la Liga Comunista 23 de Septiembre, constituyendo uno de los Comités Político-Militares que operaron en la Zona Noroeste. Por su trayectoria de lucha en el campo y la ciudad, así como su experiencia en el enfrentamiento con las fuerzas represivas del Estado, Los Enfermos serían considerados como una de las estructuras fundamentales de esta organización guerrillera. En definitiva, Los Enfermos fue un grupo radicalizado que trascendió las luchas estudiantiles y se convirtió en una organización guerrillera comprometida con las causas y luchas del pueblo.

Los Macías

Los Macías fue un grupo guerrillero que se originó en el norte de México a finales de la década de 1960, como parte del Movimiento Espartaquista Revolucionario. Después de enfrentar represión y violencia, el grupo decidió tomar las armas y cambiar su programa de lucha democrática por uno más inclinado a la lucha armada. En 1968, el grupo comenzó su lucha guerrillera en la sierra de Durango, liderados por Mónico Rentería Medina, pero fracasó y sus combatientes abandonaron la sierra en septiembre de ese año.

A mediados de 1969, Salvador Corral García y Edmundo Medina Flores intentaron continuar la lucha armada impulsando un nuevo foco guerrillero en la sierra de Durango, que también tuvo una corta duración. Un sector del grupo liderado por Mónico Rentería consideró inviable continuar con la lucha armada, mientras que otro sector liderado por Corral García y Medina Flores, seguía considerando la lucha armada como el único camino para la lucha revolucionaria, por lo que asumieron el control del grupo y decidieron continuar la guerrilla.

A partir de 1970, Los Macías consideraron que la lucha armada debía ser continuada con acciones de guerrilla urbana y se involucraron en actividades “expropiatorias”. En 1973, Los Macías se unieron a la Liga Comunista 23 de Septiembre y sus militantes se insertaron en distintas brigadas y comandos de esta organización guerrillera. Salvador Corral García participó en el “Asalto al Cielo”, una de las acciones guerrilleras más emblemáticas de la Liga, pero después de esta acción fue detenido y asesinado por las fuerzas policiacas del Estado.

Nacional

Familia del niño migrante desaparecido, Javier Modesto, cuestionó los procedimientos de la Fiscalía de Guanajuato

Ante la desesperación de la familia del niño Na Savi, Javier Modesto, desaparecido el pasado 15 de mayo en el municipio de Cochoapa, Guerrero, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG) informó, sin el consentimiento de sus familiares, que su cuerpo había sido encontrado.

La OCNF mando mensaje para la próxima jefa del poder ejecutivo en materia de feminicidios y desapariciones

Mediante un comunicado, la organización: Observatorio Ciudadano Nacional de...

La comunidad Otomí reafirma su lucha y permanencia en las instalaciones del INPI

La comunidad Otomí declaró mediante un comunicado su postura de continuar resistiendo en su lucha para que se respeten sus derechos y demandas que han interpuesto al gobierno. Así como su permanencia en las instalaciones del INPI que han tomado desde el 2020.

A 20 años del 28 de mayo exigen justicia y castigo a los culpables

Colectivos y organizaciones conmemoraron la represión de 2004 en Guadalajara, denunciando la impunidad y exigiendo justicia para las víctimas de violaciones a los derechos humanos. Con Mesas de discusión y una marcha recordaron los abusos sufridos y llamaron a responsabilizar a las autoridades involucradas.

Tu donación a Somoselmedio permite que sigamos siendo una voz en la defensa de los derechos humanos.

Cada aporte cuenta para mantener nuestra independencia y continuar nuestra misión.

Newsletter

No te pierdas

Familia del niño migrante desaparecido, Javier Modesto, cuestionó los procedimientos de la Fiscalía de Guanajuato

Ante la desesperación de la familia del niño Na Savi, Javier Modesto, desaparecido el pasado 15 de mayo en el municipio de Cochoapa, Guerrero, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG) informó, sin el consentimiento de sus familiares, que su cuerpo había sido encontrado.

La OCNF mando mensaje para la próxima jefa del poder ejecutivo en materia de feminicidios y desapariciones

Mediante un comunicado, la organización: Observatorio Ciudadano Nacional de...

La comunidad Otomí reafirma su lucha y permanencia en las instalaciones del INPI

La comunidad Otomí declaró mediante un comunicado su postura de continuar resistiendo en su lucha para que se respeten sus derechos y demandas que han interpuesto al gobierno. Así como su permanencia en las instalaciones del INPI que han tomado desde el 2020.

A 20 años del 28 de mayo exigen justicia y castigo a los culpables

Colectivos y organizaciones conmemoraron la represión de 2004 en Guadalajara, denunciando la impunidad y exigiendo justicia para las víctimas de violaciones a los derechos humanos. Con Mesas de discusión y una marcha recordaron los abusos sufridos y llamaron a responsabilizar a las autoridades involucradas.

En juicio popular exigen castigo para los perpetradores de la represión del 28 de mayo

En el marco de la conmemoración del 28 de...

Familia del niño migrante desaparecido, Javier Modesto, cuestionó los procedimientos de la Fiscalía de Guanajuato

Ante la desesperación de la familia del niño Na Savi, Javier Modesto, desaparecido el pasado 15 de mayo en el municipio de Cochoapa, Guerrero, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato (FGEG) informó, sin el consentimiento de sus familiares, que su cuerpo había sido encontrado.

La OCNF mando mensaje para la próxima jefa del poder ejecutivo en materia de feminicidios y desapariciones

Mediante un comunicado, la organización: Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) mencionó los desafíos para el próximo sexenio en asuntos de feminicidios y desapariciones...

La comunidad Otomí reafirma su lucha y permanencia en las instalaciones del INPI

La comunidad Otomí declaró mediante un comunicado su postura de continuar resistiendo en su lucha para que se respeten sus derechos y demandas que han interpuesto al gobierno. Así como su permanencia en las instalaciones del INPI que han tomado desde el 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here