El día que entrevisté a una Sirena

“¿Será que soy tan inmensa, que es poca el agua del mar?”

Por Miranda Chavarría / @mirandachavarria

El día que entrevisté a una sirena, me di cuenta de que teníamos mucho más en común de lo que pensaba. Se han dicho muchas cosas de ellas, han hablado a sus espaldas, las han mal mirado. Son de los seres fantásticos de los que más se habla, pero a los que menos se les ha escuchado. Son la incógnita perpetua, cada vez que aparecen en un lugar se les ve con extrañeza, en vez de acercarse a ellas y preguntarles lo que queremos saber. Las sirenas están en todos lados, en instituciones, en organizaciones, defendiendo los derechos de otras sirenas que desobedecen a los cánones coloniales, que rompen con el pacto patriarcal y que escapan de aquellas redes que imponen los roles de género.

Esa sirena y yo tenemos algo en común, ambas vivimos en un país lleno de feminicidios. Si un día llegara a no estar, ¿cómo sería recordada aquella sirena que ha dicho tantas cosas pero que aún debe de decirnos y enseñarnos más, mucho más?

Aquella sirena se llama Lía y es una mujer transgénero. Le dicen “la novia sirena” porque con vestido de novia, salía a entrevistar a hombres cuando estaba en la universidad y, al verla, ellos notaban lo hermosa que era esa mujer, pero cuando la escuchaban hablar, su voz, los confundía. Su voz es uno de los elementos centrales en la historia de Lia y por azares del destino, está asociada a lo masculino, pero que como toda voz de sirena, hipnotiza y pone a reflexionar sobre lo que ella es y de cómo los demás la vemos…

Lía me dijo que para poder ser periodista primero había que buscar nuestra verdad y después la de los demás, por eso esta nota la escribo desde lo que ella me dejó, desde una perspectiva más personal y menos periodística. Decidí hacerle caso y hacer un viaje a mi interior, sin equipaje, porque, según ella, iba a regresar con mucho; y fue ahí donde descubrí que ambas teníamos mucho en común.

Yo aunque soy una mujer cisgenero y heterosexual, también me considero una mujer trans, si trans, una mujer que como muchas, están transformando para ser mejor persona, para ser mejor ser humana. Descubrí que ambas éramos parte de este sistema patriarcal que nos oprime, que nos hace vivir con miedo y que nos mata; y sí, hemos derramado lágrimas por el dolor, pero también por la alegría de estar vivas. Y que todas esas secuelas de dolor y de ternura que han dejado en nuestras cuerpas, son las mismas que nos han permitido estar en donde estamos ahora mismo.

En la entrevista que tuve con esta sirena activista, ella me compartió sus pensamientos “A mí me parece importante que los padres y las madres de familia tengan espacios para conocer un poco de qué se trata habitar el mundo siendo una persona trans, porque no hay nada que perdonar. Romper esa idea de que los padres hicieron algo mal, eso es muy patriarcal, porque no hicieron nada mal, todo está atravesado por lo social, el ser papá, el ser mamá, es una práctica social en la qué hay errores, en la qué hay aciertos. Si tu hijo, tu hija, tu hije es de la diversidad, tú cómo papá, tú cómo mamá, no tienes que ponerte en ese papel de culpa, del ‘yo hice algo mal’, porque en realidad se trata de la persona…”. La también pedagoga, hace espacios de sanación en los que las personas trans hablan de lo que les duele. En donde los padres y madres pueden acompañar y entender el camino por el que está pasando su hija, hijo, hije y desnormalizar a la figura de familia tradicional que este país tiene.

Después de todo lo que la sirena me había compartido, le pregunté:

¿Cómo te diste cuenta de que el género que te fue asignado cuándo naciste no era el que tú querías?

Yo siempre lo supe, para mí nunca fue un secreto, y yo creo que conforme una va creciendo, una también va experimentando el mundo. Tomamos el riesgo de abrirnos a la experimentación y eso tiene un precio a pagar, el cual es el rechazo, el que te vean raro, el que te digan que eres extraña porque quieres experimentar otras cosas que no corresponde a lo que la sociedad dice, o la religión o la educación. Yo fui una persona que desde muy pequeña desobedecía los cánones establecidos por la sociedad porque no me sentía a gusto siendo ese hombre que mi papá quería que fuera, o mi mamá, yo siempre quise ser otra cosa.
Obviamente, experimenté con mi identidad mucho tiempo pero hubo muchas veces en las que negaron mi identidad, mientras yo vivía con mis papás y ellos eran las figuras de poder que mandaban sobre mí, y pues tuve que aceptar ciertas cosas que yo no quería, pero sabía que iba a llegar el momento en el que yo iba a poder elegir mi camino, en el que iba poder elegir qué hacer con mi vida y con mi cuerpo; y ese momento llegó y yo desplegué las alas de la valentía. Fue fuerte, es un riesgo, pierdes mucha gente, está el riesgo de morir, pero me moriré plena de saber que pude escuchar mi verdad y no negarla; y ese es un acto muy valiente, dejar atrás la vergüenza de decirle al mundo ‘yo soy esta persona y no importa que te parezca extraño, al contrario, que bueno que te parezca extraño, porque en el mundo hay otras cosas que no precisamente es lo ‘normal’

¿Como pedagoga, cómo ayudarías a estas personas que se sienten igual que tú?

Yo las ayudo a través de los encuentros, me muevo mucho en cárceles, en hospitales, esos son los lugares a los que a mí me interesa ir y compartirles a la gente lo que yo hago, a través de la pedagogía de la escucha, de la cura, de la sanción; y no dejarle ese trabajo a la psicología, porque se piensa que solo la psicología es “la ciencia”, como le dicen, que sana al mundo, y en realidad las personas que hemos desobedecido al sistema sanamos, estamos sanando, desobedecer al sistema es sanar. Compartirle al sistema la sanción desde el habernos sentido sanadas, es muy importante para mí

México es el segundo país en América Latina con más transfeminicidios, seguido de Brasil, y prácticamente todos quedan impunes. Vivimos en una sociedad colonizada, en donde se nos ha dicho que las mujeres tienen que ser de una forma y los hombres de otra forma, la transfobia no solo afecta a las personas Trans, sino que también a las personas que la perpetran, porque las hace parte de un sistema que lastima, lastima a la misma sociedad, a través del racismo, de la discriminación y del machismo.

Lia es cofundadora de Red de Juventudes Trans, la cual nace con el objetivo de hacer un espacio seguro para los jóvenes trans. En ella, las y los jóvenes y las infancias trans pueden hablar, expresarse y, sobre todo, son reconocidas; además de que pueden tener acceso a la Ley de identidad de género, la cual reconoce a las personas transgénero desde el año 2015.

“La novia sirena” también forma parte de la Asociación por las infancias Transgénero, la cual es una red de apoyo para enfrentar la transición de género de un adolescente y encontrar un gran vacío legal, de información y respeto por la identidad trans de les menores de edad en México.

En el mundo existen muchas sirenas, son de naturaleza compleja, son conocedoras de muchos secretos y con su canto pueden calmar o levantar vientos. Gracias a nuestra “novia sirena”, Lía García.

Nacional

A 300 días de genocidio en Palestina, México sigue mostrando solidaridad al pueblo palestino

Los bombardeos de Israel a Palestina siguen dando de...

Dan a conocer avances en la investigación del feminicidio de Paola Andrea Bañuelos en Mexicali

El feminicidio de Paola Andrea Bañuelos suscitado luego de...

A 20 días de la desaparición de Félix Emiliano Jiménez continúa la falta de avances en la investigación

A más de 15 días de la desaparición de Félix Emiliano Jiménez, la movilización encabezada por el FEDEF-25 continúa con las exigencias por avances justos y verdaderos en la investigación del maestro.

Tu donación a Somoselmedio permite que sigamos siendo una voz en la defensa de los derechos humanos.

Cada aporte cuenta para mantener nuestra independencia y continuar nuestra misión.

Newsletter

No te pierdas

A 300 días de genocidio en Palestina, México sigue mostrando solidaridad al pueblo palestino

Los bombardeos de Israel a Palestina siguen dando de...

Dan a conocer avances en la investigación del feminicidio de Paola Andrea Bañuelos en Mexicali

El feminicidio de Paola Andrea Bañuelos suscitado luego de...

A 20 días de la desaparición de Félix Emiliano Jiménez continúa la falta de avances en la investigación

A más de 15 días de la desaparición de Félix Emiliano Jiménez, la movilización encabezada por el FEDEF-25 continúa con las exigencias por avances justos y verdaderos en la investigación del maestro.

Los perros del Bosque de Nativitas continúan en peligro, sin avances en el caso de su asesino serial

Goliat era un perro de casa, el 18 de julio salió para no volver con su familia, siendo la última víctima de quien se le ha denominado el asesino serial de perros en el Bosque de Nativitas en Xochimilco, estos hechos que han conmocionado a los habitantes de la comunidad.
Miranda Chavarria
Miranda Chavarriahttps://bit.ly/3P3UYRu
Comunicóloga UACMita y Fotoperiodista Feminismos, Desapariciones, Maltrato animal y eventos culturales. Aliada LGBTIQ+ Radicando en Ciudad de México

A 300 días de genocidio en Palestina, México sigue mostrando solidaridad al pueblo palestino

Los bombardeos de Israel a Palestina siguen dando de qué hablar por el aumento genocida. Desde México, continúan las movilizaciones para visibilizar, sensibilizar y...

25° Encuentro Nacional de Fototecas otorgó a Flor Garduño y Montiel Klint la Medalla al Mérito Fotográfico

En el 25° Encuentro Nacional de Fototecas, Flor Garduño y Gerardo Montiel Klint fueron galardonados con la Medalla al Mérito Fotográfico 2024 por su...

Dan a conocer avances en la investigación del feminicidio de Paola Andrea Bañuelos en Mexicali

El feminicidio de Paola Andrea Bañuelos suscitado luego de una convivencia en un bar de Mexicali el 8 de julio y abordar un vehículo...

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here