Reportaje: Karen Castillo / @karencitatacha

Tetlama, territorio milenario en acecho por Alamos Gold

“Tetlama es un Pueblo milenario”, así inicia nuestra conversación con uno de los integrante de la Unificación de Pueblos y Colonias contra la minería en Morelos.

Por cientos de años, los habitantes de San Agustín Tetlama se han dedicado a la agricultura, hoy en día cultiva maíz, calabaza, cacahuate y sorgo. En estas tierras de origen náhuatl, las personas mantienen viva su cosmovisión como Pueblo Indígena,

“Cada año se pide a los cuatro puntos cardinales la protección de este pueblo, curiosamente en cada punto cardinal hay un cerro, está el Cerro Grande por donde se mete el sol que es el poniente, al Este está el Popo, hacia el norte los cerros de la lagua de Zempoala, y hacia el sur el Cerro sagrado de Jumil el cual esta concesionado y quedaría convertido en un tajo a manos de la empresa minera Alamos Gold.”

Terreno que abarcan las concesiones otorgadas a Alamos Gold, al menos 15 000 hectáreas han sido concesionadas.

Éste es el territorio amenazado por la minera Alamos Gold, empresa de origen canadiense que busca construir una mina a cielo abierto en más de 15 mil 25 hectáreas concesionadas por el gobierno federal, de llevarse a cabo, Jumil, el cerro sagrado para la población de Tetlama, sería destruido.

“Según la UNAM, Tetlama es una palabra compuesta, que significa “junto al lugar a las piedras” haciendo referencia a la zona de Xochicalco, eso es Tetlama; es cultura, tradición, agricultura, milenaria que ha sido despojada por siglos.”

Javier, integrante de la  Unificación de Pueblos y Colonias contra la minería en Morelos se refiere al Aeropuerto Mariano Matamoros, el cual se construyó finales de la década de los 80s y a principios de los 90s amiga. Javier platica que la estrategia del gobierno para permitir la construcción del aeropuerto es la misma estrategia que Alamos Gold usa para convencer a la población de recibir la mina en su territorio,

“Tetlama ha sido despojada por muchos años, el aeropuerto se construyó en tierra ejidal, trajeron muchas vacas y otras cosas que regalaron a la población, así lograron el despojo de 3 mil hectáreas. Le dan a le gente espejitos a cambio de grandes despojos, al final el aeropuerto se quedó.”

Alamos Gold

Desde 1992, el cerro del Jumil comenzó a ser de interés para particulares y empresas que ven en este cerro sagrado una fuente de ganancias millonarias. En 1992, un geólogo estadounidense hizo estudios detectando materiales que son atractivos para las actividad minera.

En 2002, Recursos Cruz del Sur. AC.  fue la primera empresa que recibió la primera concesión para exploración y explotación minera en Tetlama, la concesión fue vendida a Esperanza Silver Resource, empresa de origen canadiense.

Desde entonces, Esperanza Silver comenzó a realizar obras de exploración en el cerro del Jumil y el cerro de la Calabaza.

Para el 2012, Esperanza Silver Resource estaba lista para comenzar la explotación minera en Tetlama, y solicitó la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), sin embargo, la Secretaría del Medio Ambiente rechazó la solicitud.

La SEMARNAT, decide no otorgarle el permiso por 4 razones: la empresa había solicitado usar más del 51% del acuífero de Cuernavaca; el socavón provocado por la explotación minera causaría problemas a los aviones que llegan al Aeropuerto en Xochicalco; el relleno sanitario que se localiza cerca de Tetlama podría explotar a causa del metano que contiene y las explosiones de la mina; y la última, fue que la concesión también abarcaba la zona arqueológica de Xochicalco que la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad.”

Sin embargo, los deseos de explotar el cerro de Jumil no pararon, Esperanza Silver Resource vendió su concesión en agosto del 2013 a Alamos Gold que cuenta, hasta el día de hoy, con 6 concesiones de un total de 15 mil 25 hectáreas para explotar, esto es aproximadamente 3 mil veces el tamaño del zócalo capitalino de México.

De acuerdo con Javier, de ser aprobado el proyecto, la empresa canadiense también tendría acceso a 250 mil litros de agua por hora los 365 días del año, una cantidad monstruosa en una región que ya presenta presión hídrica para abastecer a sus ciudadanos.

“La constitución dice que los mexicanos necesitamos de 50 a 100 litros de agua al día, y a una minera le da 250 mil litros por hora, es también sorprendente que quieran construir una mina a 1km de la zona arqueológica de Xochicalco, la Universidad Autónoma de Morelos se negó a apoyar a la empresa con la MIA y ahora, la Universidad Autónoma de Guerrero que está siendo cómplice en este crimen ambiental.”

De acuerdo con un reportaje de ADN Informa, la UAEM ya ha advertido que la mina que Alamos Gold pretende echar a andar contaminará el aire, la tierra, y el agua de la región debido al uso de cianuro y otros metales pesados tóxicos en la extracción de oro.

A pesar de esto, el vocero de Alamos Gold, Ricardo Sierra, quien laboró en la SEMARNAT previo a obtener su puesto en la empresa canadiense, impulsa un discurso que describe las actividades de extracción de oro como un “nuevo modelo ambientalmente responsable.”

De acuerdo con el sitio web de Alamos Gold, la empresa canadiense espera extraer 1.5 millones de onzas de oro y 16 millones de onzas de plata.

Para los pobladores que pertenecen a la Unificación de Pueblos y Colonias contra la minería en Morelos, la única respuesta es que Tetlama sea declarado como municipio libre de minería.

Destrucción del tejido social y amenazas de muerte

Para Javier, uno de los impactos más negativos que la minería ha tenido en su territorio es la destrucción del tejido social ya que por más de 12 años, las empresas mineras canadienses han derrochado miles de dólares en campañas para convencer a la población de los beneficios económicos que esta actividad traerá a la región, mientras minimizan los impactos negativos que tendrá en la salud de los pobladores y la devastación ambiental de la región.

“Alamos Gold ha ejercido todo su poder político y económico para imponer su proyecto, los núcleos agrarios están con la empresa, ven un signo de pesos en el Jumil y, en vez de velar por las tierras, actúan como grupos de choque a favor de la minera. “

“La empresa minera tiene el control de muchos lugares públicos, tiene a su favor directivos de escuelas públicas, comités de padres de familia. Cualquier necesidad corren y van con la minera; no hacen asambleas para ver si los demás padres están de acuerdo. La iglesia también ha tenido un mal actuar, los párrocos han recibido beneficios de la empresa que ha donado bancas bocinas, instrumentos musicales y otros gastos.»

«Las autoridades el centro de salud no te dan servicio porque estas en contra de la mina. Es una situación muy triste, por eso el tejido social esta colapsado, la comunidad esta dividida, las familias, mi misma familia esta dividida, no me dirigen la palabra, los que nos oponemos somos mal vistos por las familias que apoyan la mina.”

Alamos Gold

Los beneficios materiales que Alamos Gold ha otorgado para convencer a la población han creado una situación de conflicto en el municipio, varios de los activistas que defienden el territorio reciben constantes amenazas y hostigamiento en redes sociales.

Cuando han acudido a denunciar, las autoridades municipales se han negado a levantar las denuncias correspondientes; instituciones como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas han ignorado también las denuncias de los activistas de la Unificación de Pueblos y Colonias contra la minería en Morelos.

Las amenazas comenzaron en enero cuando varios de nosotros acudimos a la Secretaría de Economía y a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador a entregar un escrito en el que expusieron la situación. En mi bandeja de Facebook encontré varias advertencias de tortura, secuestro y levantones, que me iban a matar y que yo no sabía con quién me estaba metiendo. Hasta exhibieron mi número de teléfono, la calle donde vivo y fotos de mi familia.”

La lucha de Tetlama

A pesar de este ambiente hostil y de las amenazas recibidas, la Unificación de Pueblos y Colonias contra la minería en Morelos, dice estar decidida a proteger Tetlama de la destrucción que la empresa canadiense, Alamos Gold, quiere generar en sus territorio.

El 10 de enero, mujeres y hombres llevaron los gritos de protesta frente al ayuntamiento de Temixco, exigen a la nueva a alcaldesa morenista Juana Ocampo, que declare a la región como libre de minería así como que se cancelen las 7 concesiones otorgadas a la empresa.

Tetlama no necesita de la minería para sobrevivir, hemos vivió del cerro por generaciones, y no necesitamos de esta destrucción para vivir. Los daños serán irremediables en las 16 mil hectáreas entregadas en los municipios de Temixco, Xochitepec, Miacatlán y Coatetelco. Defenderemos a Tetlama con la vida de ser necesario.”

Cabe mencionar que Tetlama no es el único puebo luchando contra la minería en México, el pueblo de Tecoltemi en Puebla impuso un amparo en  Suprema Corte para declarar inconstitucional la Ley Minera.  La actual Ley Minera pone a las comunidades, sus tierras, territorios y vida, a disposición de las empresas mineras hasta por un siglo.

La Supres Corte de Justicia debe llevar a cabo una discusión con el fin de resolver el Amparo en Revisión 134/2021, la discusión estaba programada para el 19 de Enero del 2022, sin embargo  la discusión será pospuesta, por el momento sin fecha prevista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here